CLOSE

Una economía para todos

An Economy for All

Una economía para todos

Donald Trump is only in it for himself, and to cement for his corporate supporters the broken system that allowed him to pay nothing in taxes for decades. Year after year Trump employed sophisticated tax avoidance schemes to hide his wealth – while working families picked up the tab. Trump stiffed schools, roads, veteran’s homes, and other essential public services along the way.

Joe Biden knows we need a tax code that rewards work – not wealth. For too long, big corporations and the wealthy have gotten away with paying little to no taxes while working families have suffered. The pandemic has made all of this even more apparent as companies make billions while everyday Americans suffer furloughs and layoffs. Joe Biden’s plan will repeal Donald Trump’s massive tax cuts for corporations and the wealthy, and invest that money in lowering health care costs, improving education and creating good-paying jobs. And just as important, no one making under $400,000 a year will see their taxes go up under Joe’s plan.

Donald Trump está interesado sólo en sí mismo y en mantener el sistema inservible que le permitió no pagar impuestos durante décadas para beneficiar a las corporaciones que lo apoyan. Año tras año, Trump empleó trucos sofisticados para no pagar impuestos y esconder su riqueza mientras que las familias obreras financiaban los servicios públicos. Durante este tiempo, Trump les quitó dinero a escuelas, calles, hogares de veteranos y demás servicios públicos esenciales.

Joe Biden sabe que necesitamos un código fiscal que recompense el trabajo, no la riqueza. Durante mucho tiempo, las corporaciones grandes y los ricos se han salido con la suya y han logrado pagar poco o casi nada en impuestos mientras que las familias obreras han sufrido. La pandemia ha hecho todo esto incluso más evidente ya que las compañías están ganando miles de millones de dólares mientras que los ciudadanos promedio sufren despidos. El plan de Joe Biden es revocar los recortes masivos de Donald Trump para las corporaciones y los ricos e invertir ese dinero en reducir los costos del cuidado de salud, mejorar la educación y crear empleos que paguen buenos salarios. Y lo que es igual de importante, nadie que gane menos de $400,000 al año deberá más en impuestos.